octubre 3, 2022

Qué pasa con el Clan del Golfo y la violencia del país

Compartir

La estructura de este grupo al margen de la ley se desestabilizó con la captura de Dairo Antonio Úsuga alias Otoniel. Segú n pudieron establecer las autoridades se declaró una guerra a muerte al interior del Clan para establecer quién será el nuevo líder.

Esta batalla se estaría gestado entre Jobanis Ávila, alias Chiquito Malo; Wilmar Antonio Giraldo, Alias Siopas, y José Gonzalo Sánchez, alias Gonzalito. Por cualquiera de los tres hombres hay recompensa de hasta 5.000 millones de pesos para quien ayude a su captura.

Durante esta pelea interna se ha evidenciado hechos de tortura y mutilaciones una forma de crear pánico entre los contrincantes, pues quien logre posicionarse como nuevo líder no solo se encargará del negocio del narcotráfico, sino que tendrá que luchar por no perder territorio ni poder, además de lograr los contactos de narcotraficantes en México y Europa con quienes negociar las drogas.

Esto relacionado con la fuerte ola de violencia que se ha vivido en el país sobre todo en zonas rurales, donde un número importante de policías y militares han sido asesinados y agredidos, probablemente por el denominado plan pistola que ha enfrentado a los hombres de alias ‘Siopas’ contra los de alias ‘Chiquito Malo’

Al parecer internamente en la organización delictiva se han presentado robos de caletas, donde grandes cantidades de dinero han desaparecido a pesar de que pocas personas conocen la ubicación exacta de dichas caletas. Además, se rumora que las ganancias del narcotráfico no están siendo reportadas en su totalidad y que grandes sumas de dinero se han perdido en el camino y en manos de militantes del mismo grupo.

Lo cierto es que el Clan del Golfo era el dueño de todas las salidas de drogas del país, pero una vez alias ‘Otoniel’ dejó el negocio algunos cabecillas quieren hacer su camino propio y apropiarse de las rutas que manejan.

Además del negocio, también la división se podría presentar por descontentos entre la gente por los tratos recibidos, los sueldos pagados y las condiciones en las que viven.

Todo esto sin desconocer que la explotación ilegal de oro, tiene unas condiciones similares y que también los cabecillas están luchando por conseguir lugares para explotación.

Así que esta disputa seguirá generando violencia e inseguridad en todo el país, hasta que la fuerza pública logre calmar la situación o entre ellos mismos definan sus liderazgos.

Noticias relacionadas https://gatonoticias.com/colombia/capturado-alias-otoniel/

error: Content is protected !!