septiembre 24, 2020
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Isabel es una mujer trabajadora, tiene 45 años y un hijo de 23 años. Vivieron los dos solos hasta hace 6 años cuando decidió hacer una vida con Rodolfo.

Conoció a este hombre tres años mayor que ella en un concierto, se trataba de una de esas actividades que hacen las emisoras con varios artistas y una de sus amigas ganó entradas.

Isabel quedó embarazada muy joven y con su novio de ese momento decidieron organizarse y montar un negocio. Todo empezó muy bien, trabajaban juntos y el negocio estaba viento en popa.

Pasaron dos años, ella tenía a su hijo pequeño por lo que iba al negocio solo medio día mientras el niño estaba en el colegio, después se dedicaba a su hijo y al hogar.

Sin que ella se diera cuenta su esposo se metió en un problema con delincuentes del barrio, pues lo obligaron a guardar drogas en su negocio, la policía lo estaba investigando y el quedó en una posición peligrosa que terminó quitándole la vida.

Frente a esta tragedia que Isabel desconocía completamente lo que hizo fue empacar todas sus cosas de la casa y el negocio y cambiarse de barrio, lo más lejano posible.

Tenía algún dinero que habían ahorrado y con eso podía defenderse por un tiempo, sin embargo debería trabajar para sus cosas y su hijo.

Encontró una casa con local, allí reabrió el negocio y también vivía con su hijo, abría a las 6:30 am y cerraba a las 10:30 pm, una empleada que vivía con ella le ayudaba de a poco en la casa y en el negocio y claro con el niño que creció aprendiendo a hacer inventarios, surtidos y demás.

Su decepción fue tal que nunca le quedó cabeza para pensar en otra relación, se dedicó a su hijo y su negocio que se acreditó y le permitía vivir muy tranquila.

Su amiga de toda la vida la invitó al concierto donde el amor la esperaba nuevamente, tenía miedo de la nueva relación pero también tenía ganas de darse esa oportunidad.

Empezó a salir con Rodolfo con su hijo adolescente y ellos se llevaron bien, se conocieron y decidieron vivir juntos. Por su puesto el vino a la casa de su mujer.

Este hombre trabajaba como entrenador personal por lo que tenía un cuerpo muy atractivo, pero a la vez Isabel pensó que era muy serio y responsable, le iba bien en su trabajo.

Rodolfo era extranjero, hablaron en algunas oportunidades de su vida al llegar a este país y de las cosas que tuvo que dejar, hablaron lo normal cuando una pareja se está conociendo.

Se enamoraron, hicieron un  proyecto de vida juntos y le dio el toque masculino a la educación que el hijo de Isabel necesitaba.

La pareja hizo un plan de vacaciones, Isabel siempre había querido conocer Paris, de hecho tenía un dinero ahorrado porque planeaba ir con su hijo cuando se graduara de la universidad.

Habló con Rodolfo de este sueño y seis meses después para su aniversario él la sorprendió con los tiquetes de avión, su sueño se haría realidad.

Pasó casi un mes en el que organizaron sus vacaciones soñadas, investigaron lugares para visitar, compraron ropa a la altura del viaje y hasta una cámara para registrar cada día. No le cabía tanta emoción en el pecho.

Llegó el día de viajar, no había podido dormir, todo estaba listo y salieron al aeropuerto. Isabel sintió un poco de culpa por dejar a su hijo, eran muy unidos y ella quería que el viajara, pero el joven la tranquilizó, después lo haría, ahora debería disfrutar de cumplir su sueño.

Todo en el aeropuerto salió bien, vuelo a tiempo, un viaje pesado pero llegaron a Madrid España para su conexión más emocionados que cansados.

En un corredor son detenidos por un policía, que les hace un registro de rutina y les dice que deben esperar para otra revisión. Isabel se asustó mucho pero Rodolfo la tranquilizó, le dijo que era normal

Sin embargo no era tan normal, los detuvieron porque notaron algo raro en ellos. Los llevaron a una oficina para una entrevista y allí descubrieron que Rodolfo había tenido problemas con la justicia en su país natal varios años antes de conocer a Isabel.

Por ese motivo no le permitían el ingreso a Europa. La entrevista fue agotadora, miedosa, Isabel descubrió cosas del pasado de su amado que ni sospechaba y que él nunca le había contado.

Para ella fue como revivir su historia anterior, en un momento de conflicto descubrir la verdad de la persona que amaba, sentía que estar tan cerca de su sueño y no poder llegar, fue un momento terrible.

De repente las autoridades les indican su veredicto, no han cometido ningún delito porque Rodolfo ya había pagado por su error con dos años de cárcel en su país. Pero no le permitirían seguir el viaje, tendría que devolverse.

Por su parte Isabel si podría continuar si quería, ella no tenía ningún problema.

¿Tú qué harías seguirías tu viaje sola o volverías con el amor de tu vida y la fuerte decepción?

Final historia Martha: Contrario a los que todos imaginamos Martha no hizo ninguna de las dos opciones planteadas, pues dejó todas las cosas de su casa encargadas a una amiga, empacó las cosas básicas y huyó con su hija.

Hasta el momento se desconoce su destino y las condiciones en las que viven.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
error: Content is protected !!