Adoptada como una mascota

Escuchar
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Marcela Zaleski desde muy pequeña sufrió maltratos en su casa en Buenos Aires Argentina, frecuentemente las golpeaba y se pensaría que el refugio de la niña era su madre, pero no, para su madre era como una mascota.

Marcela con sus padres adoptivos, se sentía como una mascota

No solo no la consolaba de los maltratos del padre, sino que también lo hacía por su cuenta, le gritaba “bruta” “basura”, le tiraba sus juguetes.

Su madre era lo peor, frecuentemente decía que ella había llegado a meterse en su matrimonio y que su esposo ya no le prestaba atención por estar pendiente de la niña.

Así pasaron años y ella cada vez  se daba más cuenta de la situación particular de su familia que era diferente a las otras familias.

Unos días después de su fiesta de quince años, los padres se reunieron y en medio de lágrimas de la madre le contaron que era adoptada.

En ese momento Marcela entendió porque siempre había sentido que no encajaba en esa familia, sentía que no pertenecía.

Se enteró que la llevaron con sus padres adoptivos, no porque ellos quisieran desesperadamente un bebé, sino porque su madre amenazaba todo el tiempo con suicidarse y si le llevaban un hijo quizá tuviera interés en algo, como si fuera una mascota.

A los 21 años decidió viajar a Mar del Plata donde le dijeron que estaban sus papás biológicos, iba dispuesta a todo, ya había sufrido toda su vida, nada podía ser peor.

Marcela siempre reflejó la tristeza en su mirada

Allí ubicó a un tío a quien le pidió que le contara toda la verdad. Él le dijo que su madre verdadera era una jovencita hija de unos misioneros ortodoxos, que había quedado embarazada del mayordomo de la familia.

Entonces enviaron a la joven madre a Mar del Plata, lejos donde nadie pudiera verla embarazada y allí una partera se encargó de la bebé, quien se la entregó a su madre adoptiva a los tres días de nacida.

Marcela sospechaba que su tío era su verdadero padre, pero nunca logró confirmarlo, además él nunca le quiso decir el nombre de su verdadera mamá.

Hoy está en la búsqueda de sus verdaderos padres por medio de ‘Family Tree’ que es una organización con base de datos de ADN de personas con historias parecidas, para buscar familiares entre sí.

Marcela se hizo la prueba de ADN y aún no ha recibido noticias de ningún familiar, espera con ansias que la base de datos encuentre alguna coincidencia a su favor.

Conozca más historias de mujeres en https://gatonoticias.com/entre-mujeres/cristina/

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
error: Content is protected !!