Escándalo de abuso en las altas esferas del Vaticano

Escuchar
Compartir
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Después de muchos intentos y varios años de quejas y denuncias, por fin, el Vaticano permitió que abrieran una investigación contra Gabriele Martinelli quien presuntamente abusó de sus compañeros de seminario incluso desde antes de ordenarse.

Este caso es aterrador ya que al abusador se le acusa de haber cometido este acto desde su adolescencia, edad en la que entró a educarse en

Según la denuncia, un joven monaguillo de escasos seis años, había viajado a estudiar en el Vaticano desde un pueblo lejano al norte de Italia, era el orgullo del pueblo, tanto, que en la iglesia tenían una foto suya junto al Papa.

Desde la primera noche Martinelli se metió a su cama, le practicó sexo oral mientras se masturbaba, eso atemorizó a la víctima y a su compañero de cuarto desde el primer día y así sucedió durante seis años que permanecieron los jóvenes estudiando.

En dos oportunidades intentaron la víctima y su compañero de cuarto, quien no fue abusado, pero siempre lo presenció, denunciar a Martinelli con superiores y en las dos oportunidades le amenazaron con enviarlo a su casa y decir que estaba inventando historias, lo cual sería una vergüenza en todo el pueblo, entre ellos Radice, director del centro de estudios.

Pasaron los años y en el 2013, el grupo de jóvenes estaba a punto de ordenarse y se reunieron para enviar una carta anónima al Papa Francisco II, para contar lo sucedido y pedir que no permitiera que se ordenara Martinelli, sin embargo, no obtuvieron ninguna respuesta y años después lo único que escucharon con respecto a su carta es que “el Papa conoce bien el caso” dijo uno de los cardenales.

Lo cierto es que Martinelli era una especie de preferido entre los cardenales y obispos, él era quien organizaba los turnos de los jóvenes que iban a acompañar a Francisco en cada una de sus ceremonias, repartía las asignaciones de los estudiantes y seleccionaba quienes podrían estar cerca del Papa.

 “Se aprovechaba de las circunstancias y ejercía una especie de dominio sobre los demás jóvenes”, dijo Ambrogio Marinoni, cuando iniciaron las investigaciones.

La prensa italiana hace un perfil de cada uno de los sacerdotes que hacen escuela en el Vaticano y en medio de esa investigación encontraron la carta anónima al Papa y conversaciones entre diferentes funcionarios del Vaticano acerca del tema, entonces un encargado de llevar la investigación pidió a la víctima que escribiera lo sucedido.

Esta investigación también quedó sin respuesta, pero ese escruto dio paso para que plasmara en muchos cuadernos todas las vivencias en medio del abuso y los escritos salieron a la luz pública recientemente.

Hoy Martinelli tiene 28 años, se desconoce a cuántos jovencitos más haya abusado en toda su carrera en el clérigo, pero por primera vez enfrentará cargo de abuso sexual un funcionario cercano al Papa.

Hasta el momento representantes del Vaticano han indicado que les parecía que era una acusación sin fundamento debido a que consideraban imposible que un jovencito de 13 años fuera capaz de abusar de un compañero de su misma edad.

Además alegaron que habían recibido anuncios de unas posibles calumnias para perjudicar su trabajo y así lo tomaron, por lo tanto nunca investigaron, sin embargo, enviaron a Martinelli al Seminario Pontificio Frances donde estaba alejado de su víctima pero lo podían tener controlado.

Cuando sucedió este traslado Becciu escribió una carta a Director del Seminario en Francia y en la que le pedía que controlara muy de cerca de Martinelli debido a las acusaciones y le indicó que este era un pedido especial de Francisco I, al poco tiempo de esto Becciu fue destituido de su cargo bajo acusaciones de malversaciones y abuso financiero, ahora enfrenta también un juicio.

Mientras la víctima se alejaba de la iglesia, para poder denunciar el abuso, su compañero de cuarto y testigo seguía dando la lucha desde adentro, tratando de que lo escucharan, sin embargo, fue expulsado del seminario, según dijeron había incumplido las normas escapándose.

Y desde afuera continuaba con sus denuncias por medio de cartas, pero cada uno de los funcionarios a los que se remitió le respondieron lo mismo y era que pusiera su corazón en paz, básicamente que no se involucrara más.

Debido a que nadie lo escuchó decidió recurrir a la prensa y el periodista italiano Gianluigi Nuzzi, lo entrevistó en un programa de televisión y fuie así como el Washington Post encontró más de 2000 páginas de documentos donde personal poderoso del Vaticano restaba importancia al caso y buscaban facilitar el ascenso de Martinelli.

La víctima inició el juicio contra Martinelli en la justicia ordinaria, debido a esto no puede hablar con los medios de comunicación, mientras que el Vaticano indicó que iniciarán una nueva investigación, a pesar de que es demasiado tarde, ya que los documentos podrían revelar que funcionarios de alto rango se hacen ‘los de la vista gorda’ con todos los casos de abuso dentro de la iglesia católica.

Noticias relacionadas https://gatonoticias.com/colombia/cura-condenado-por-abuso-sexual-a-menor/

  •  
    1
    Share
  • 1
  •  
  •  
  •  
error: Content is protected !!