María Cruz perdida y abusada en México

Compartir

Lina María Cruz Giraldo viajó a México desde hace ocho años, desde ese momento tuvo comunicación constante con su familia y todo parecía marchar bien, hasta finales del 2020 dónde las cosas empezaron a cambiar.

María Cruz perdida y abusada en México

Básicamente Lina empezó a alejarse de su familia, las llamadas eran más espaciadas al punto de pasar un mes sin comunicación con ellos.

Además, empezó a tener comportamientos que, aunque en sus momentos fueron raros, no imaginaron que desencadenarían en una tragedia para la familia, como pedir a un exnovio que hiciera un disco duro con todos sus archivos de la nube.

El tiempo fue pasando y ella continuaba con comportamientos extraños, se cambió de ciudad y aunque envió a su familia fotos del nuevo apartamento nunca les dio su nueva dirección.

Cuando sus familiares le preguntaban por su cambio ella evadía el tema, no les contaba si tenía problemas y ellos la veían cada vez más distante, se empezó a cambiar más seguido de casa y empezó a aparecer siempre acompañada de un hombre, pero tampoco explicaba quién era.

Un tiempo después le confesó a su hermana que ese hombre la dejaba encerrada constantemente y que la tenía incomunicada, esto debido a que ella se quedó sin celular y la comunicación con su familia era por razones por medio del hombre.

En otra ocasión llamó a su familia solicitando que la ayudaran y le compraran un tiquete de regreso a Colombia, pero que no tenía su pasaporte.

Ante esta situación la familia pidió apoyo de una amiga quien viajó a la ciudad de Durango a encontrarse con ella, en ese momento tenía golpes que al parecer se los había propinado Jason Monroe Smith, el hombre con quien siempre estaba y de quien sospechan la tiene en cautiverio.

En esa conversación con la amiga solo estuvo unos minutos y le dijo que se debía ir.

Jason Monroe Smith, posible secuestrador y abusador de Lina María

En abril del 2021 recibieron este mensaje “Paula, si no vuelvo a escribir, si no vuelvo a aparecer, no me busques. No hagas nada. Es muy peligroso. Dile a la ‘mona’ que duerma con ese cisne de peluche que le regale”, debido a esto solicitaron apoyo de la justicia mexicana pero no han tenido respuesta de su parte y esa fue la última vez que lograron hablar con ella, claro sin saber exactamente si el mensaje lo envío la misma Lina o si la obligaron a ello.

En septiembre del año pasado el hombre que al parecer la tenía en cautiverio llamó a su familia y les dijo que una de sus hermanas debería ir a México a buscarla. Pero consideraron que era muy peligroso y buscaron ayuda en el consulado colombiano que no ha hecho nada diferente a la justicia mexicana.

Según han logrado investigar los familiares por su cuenta Jason es un ex convicto norteamericano que pagó cárcel por secuestro y tortura en Estados Unidos.

Lina ya completa un año y tres meses en manos de este hombre del que no se sabe si es una pareja sentimental abusiva o si se trata de un secuestro por otros motivos.

Tampoco se conoce el estado de salud de la colombiana pues según han indicado sus familiares la última vez que vieron una imagen de ella parecía enferma, estaba sin cejas y sin cabello y visiblemente agotada.

En el consulado le dicen a la familia que deben poner la denuncia en la Fiscalía para poder iniciar con el caso como desaparecida, pero en la Fiscalía no reciben la denuncia por tratarse de un caso en el exterior.

Quiere decir que la familia se ha visto enfrentada a empezar la búsqueda por su cuenta y seguramente enfrentar a un delincuente de la talla de Jason solos, porque las autoridades mexicanas también han hecho caso omiso de la situación de esta joven.

Ojalá no sea demasiado tarde para esta familia que solo busca traer de regreso a su país a Lina y a salvo.

Noticias relacionadas https://gatonoticias.com/colombia/colombiana-desaparecida-en-mexico/

error: Content is protected !!