septiembre 19, 2020

4 días durmiendo con el cadáver de su marido. Exclusiva de gatonoticias

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Gato Gómez

Un hombre dedicado a las costuras lleva cuatro días sin vida al interior de su vivienda del sector de Ciudad Bolívar y ninguna entidad del gobierno distrital ha querido recogerlo.

Jesús Barrera, el sastre del barrio Cordillera falleció extrañamente el pasado miércoles cuando cosía un saco de un cliente y enseguida su esposa llamó a las autoridades que llegaron y lo embalaron en unas bolsas.

Jesús, el costurero de Ciudad Bolívar.

La cónyuge le contó a Gatonoticias  que  funcionarios de la salud lo dejaron abandonado y que los moradores quieren quemar la casa, porque están preocupados con el cuerpo dentro de la casa.

Los vecinos del barrio están planeando quemar la casa por miedo al contagio

Esta es la historia

Momentos de angustia viven los vecinos del barrio Cordillera de Ciudad Bolívar y en especial la esposa de Jesús Barrera Pombo un sastre de 63 años, quien el pasado miércoles en las horas de la mañana pereció repentinamente en su hogar, probablemente de coronavirus.

Barrera Pombo quien había nacido en el El Pital departamento del Huila, llegó hace un buen tiempo a la calle 76 sur 19 A –O5 del barrio Cordillera en compañía de Aleida Alferez Murcia su esposa y gracias a su cordialidad y al trabajo como sastre, poco a poco se ganó el aprecio y el respeto de los vecinos.

Aleida pide ayuda a las autoridades

La vida

Pasaron los días, semanas, meses y años y Jesús o ‘don chucho’ como le decían de cariño, fue creciendo como persona y en su trabajo como modisto y los vecinos siempre le llevaban sus vestidos para que les realizará los arreglos, como una especie de la clínica de cirugía estética de las prendas.

Su fama llegó a todos los rincones de la localidad y a su taller acudían moradores de otros barrios para los respectivos arreglos.

La tragedia

Todo parece indicar que llegado el mes de julio Jesús el hombre del dedal, las agujas y de los hilos de mil colores, comenzó a sentirse mal y su salud se fue deteriorando lo que preocupó a su esposa, quien por precaución aisló a su pequeña hija de 8 años, para que no tuviera constante contacto con el papá.

Cuando las hojas del calendario anunciaron el 15 de julio, Jesús partió de este mundo. La tristeza arrugó el corazón de Aleida Murcia al ver como el ser con el que compartió hermosos momentos y quien era el que sostenía su hogar había muerto.

Terror

La angustia creció y Aleida, según le contó a Gatonoticias, que se comunicó con las personas de la Secretaría de Salud y cuenta que lo fueron a ver y que le habían dictaminado Covid-19.

“A mi esposo lo envolvieron en una especie de paquetes y luego se fueron. Pero lo más terrible es que me ha tocado dormir prácticamente con él y muerto. Nadie ha querido recoger el cuerpo y para rematar nos hicieron el acta de defunción mal diligenciada.

Lo más terrible es que la casa nos la quieren quemar los vecinos si no sacamos el cuerpo de mi marido, ayúdenos por favor” ,Manifestó la esposa. Aleida está ahora fuera de su casa a la intemperie y con su hija de 8 años. !Terrible historia!

Aleida está en este momento en la calle con su hija

Gatonoticias habló con la doctora Juliana Montaño funcionaria de la administración de Bogotá, encargada de estos casos y de la Casa Rosada y se comprometió a realizar los trámites pertinentes. Esperamos que puedan ayudar a esta familia.

Declaraciones de Aleida

Conversamos telefónicamente con Aleida
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
error: Content is protected !!