septiembre 19, 2020

Abuelo se ahogó en alcohol en su casa

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nefasto deceso de un vecino de la localidad de Bosa

SE AHOGÓ CON ALCOHOL EN SU CASA

El cuerpo de Segundo Cabezas quedó inerte en la cama arropado por el manto de la muerte en una escena dantesca. El caso ocurrió en la carrera 88B -53-27 de Bosa Brasil. Pesar.

La amargura  envuelve a la familia Cabezas tras conocer la fatídica noticia de uno de sus más queridos consanguíneos de nombre Segundo Neftalí Cabezas de 74 años, quien murió en forma trágica, luego de haber presentado una terrible intoxicación después de haber bebido sin parar varias horas y entregado a la diversión en su  sitio de residencia. ‘Don Segundo’ como le decían de cariño a este vecino quien se había destacado por su donde gente y sus excelentes virtudes, murió en la cama de su habitación dejando un hondo vacío.

Versiones

Neftalí ese hombre de una gran constitución nunca pensó que el alcohol fuera a terminar con su vida. El hecho comenzó a gestarse desde el momento que la hoy victima decidió pasar un rato agradable y para tal fin desde muy tempranas horas y después de haber comprado una gran cantidad de trago, se sentó en la sala, prendió el equipo de sonido y al ritmo de melodías de antaño, empezó libar haciendo remembranza de tiempos pasados de su juventud. A medida que pasaban las horas Neftalí seguía ingiriendo licor sin parar.

Larga jornada

Los minutos y horas pasaban y Cabezas no dejaba la copa. Todo parece indicar que pasada la media noche tomó algún alimento y luego agarró la copa y siguió sorbo a sorbo tomando. La jornada era bastante larga para este hombre quien se veía muy contento. Sobre la 6:00 am. parece ser que las bebidas se le acabaron y se levantó del sillón donde estaba y se dirigió a una alacena y allí encontró otras botellas, las sacó y con paso firme se dirigió hacia la sala, se acercó al equipo de sonido, le subió al volumen, destapó las botellas y empezó de nuevo a su jornada etílica. Pero el exceso de alcohol más tarde le iba a pasar factura.

Fortaleza

‘Don Segundo’ no se rendía por los efectos de las bebidas y seguía como un roble sentado disfrutando de lo que sería su último momento de su vida. Pasó un buen rato y en las horas de la tarde y después de esa maratónica jornada de trago, su cuerpo comenzó a cansarse y por ratos dormía, pero continuaba bajando licor. Cuando se acercaba las 5: 00 pm , el hoy occiso decidió acercarse a su habitación a tomar un corto descanso. Sigilosamente llegó al cuarto y se recostó.

La muerte

Neftalí  entró en el largo sueño de la muerte. Un profundo silencio de apoderó del aposento donde se encontraba, lo que llamó la atención de sus allegados quienes se dirigieron al cuarto para conocer cómo se encontraba. En silencio ingresaron y al ver que estaba sumamente quieto, lo movieron para que despertara, pero por poco pierden la razón al percatarse que estaba muerto.

La confusión fue total y los gritos de dolor por su deceso fueron terribles. Al poco rato llegó la policía que realizó el acordonamiento, para dejar la escena de muerte a las unidades del CTI de la Fiscalía, que realizaron la diligencia del cuerpo, ante la mirada triste de sus allegados. A Don Segundo todavía lo recuerdan los vecinos como ese hombre alegre y buena gente. Dios lo tenga en su gloria.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
error: Content is protected !!