noviembre 30, 2020

En Ciudad Bolívar le dieron piso a Diomedes

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Terrorífico crimen a bala de un hombre en la carrera 75H -65 A 28 sur, de Ciudad Bolívar

ASESINATO EN EL UMBRAL DE LA PUERTA

El hecho se produjo cuando Diomedes Heredia  se disponía a entrar a su hogar del barrio Estancia.El vecino recibió tres impactos de bala que lo llevaron a la muerte.

En todo un misterio se convierte el crimen de un conocido residente del barrio La Estancia de nombre Diomedes Pacheco Heredia de 38 años, en el momento que se disponía a ingresar a su sitio de residencia, ubicado en la carrera 75H- 65A- 28 sur, de la localidad de Ciudad Bolívar. El hoy occiso cayó pesadamente al piso, junto a un inmenso charco de sangre. Herido fue llevado de urgencia al Hospital de Kennedy, donde los médicos de turno trataron de reanimarlo pero fue en vano. El hecho tiene apesadumbrados a sus allegados, quienes no entienden los motivos por los cuales le segaron la existencia a su ser querido, un hombre quien se había destacado por su dedicación a su familia.

Historia

Todo indica que Diomedes Pacheco horas antes de su muerte estuvo en las horas de la mañana compartiendo con sus seres queridos y luego salió de su  inmueble a realizar diligencias concernientes a sus labores. Con la alegría que lo caracterizaba, se despidió efusivamente de sus parientes y lentamente partió, si pasársele por la mente que era la última vez que los iba a ver. Al poco rato de estar en la calle tomó transporte hacia el punto donde tenía que ejecutar las diligencias.  En el momento de arribar se entregó de lleno a sus vueltas.

La salida

Llegada la noche, Pacheco Heredia decidió partir a su casa y rápidamente se embarcó en un vehículo y se dirigió a su casa, con la esperanza de volver a abrazar a sus allegados que amaba con toda su alma. Lo que no se percató Diomedes, fue que un extraño sujeto con tapabocas estaba siguiéndole los pasos para mandarlo al otro mundo. Pacheco Heredia al llegar al sector donde hacía varios años vivía y que conocía muy bien, empezó a avanzar con toda tranquilidad y en el momento de llegar a la carrera 75H con 65, se metió la mano derecha al pantalón y sacó un manojo de llaves.

Ataque

Diomedes se detuvo un momento para elegir la llave de la chapa del portón y seguidamente continúo su paso a su residencia. El matón que lo seguía como si fuera la sombra apuró el paso y le llegó a pocos metros. El reloj  marcaba las 8:00 pm. En ese momento Diomedes (víctima), acercó los dientes de la llave al agujero de la chapa y enseguida el homicida saltó como una liebre, sacó un revólver y sin cruzar palabra alguna, apretó el gatillo y le descargó los tiros a respetado Diomedes. Los ojos del herido se cerraron y cayó a pocos metros del umbral de la puerta. El criminal enseguida guardó ‘El Guayo’  y se perdió por las oscuras calles del sector sin dejar huella alguna.

Al hospital

Familiares que escucharon los estruendos por las detonaciones salieron a observar que había sucedido, encontrándose con el cuerpo de su allegado en estado agónico. Velozmente lo llevaron al Hospital de Kennedy donde pereció. CTI de la Fiscalía realizó las diligencias de inspección del cuerpo y de paso reúnen todos los elementos probatorios para determinar cuáles fueron las causas del crimen y de paso conocer en que otras circunstancias sucedieron los hechos. Un misterio ronda el crimen.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
error: Content is protected !!