septiembre 26, 2020

La muerte tocó a su puerta

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

A tiros mataron a un joven cuando salía de su casa en la localidad de Rafael Uribe Uribe

LA MUERTE TOCÓ A SU PUERTA

Michael Rojas recibió tres certeros disparos en la cabeza, en hechos sucedidos en la transversal 13- 45F-35 sur del barrio Marco Fidel Suárez. Las investigaciones están en curso.

Gritos de angustia se escucharon en uno de los inmuebles del barrio Marco Fidel Suárez (Rafael Uribe Uribe) luego de haberse escuchado tres detonaciones. Enseguida los residentes corrieron hasta el portón de la casa y se encontraron con el cuerpo de uno de sus seres queridos sin vida. Se trataba de Michael Steven Rojas un joven de 25 años, quien había sido atacado a bala en el momento que se encontraba en la puerta. Los allegados en medio del terror trataron de auxiliarlo para llevarlo a uno de los centros hospitalarios, pero ya nada pudieron hacer debido a que su muerte se produjo de forma instantánea.

La historia

El hecho que tiene confundidos a la familia Rojas Benthan, comenzó a gestarse desde el momento que Michael Steven un joven muy querido por la familia y los vecinos, estuvo compartiendo con sus allegados el día anterior hasta tarde. Al otro día (sábado), se levantó pasadas las 8:00 am. tomó el desayuno y parece ser que colaboró con algunos quehaceres en el hogar. Una vez terminó se retiró a su cuarto a descansar un rato. Una de las hipótesis que se maneja, es que probablemente Rojas (occiso), recibió la llamada de un supuesto amigo, quien le dijo que saliera sobre las 12:00 pm. para que se reunieran.

Ataque mortal

El muchacho quien era bastante extrovertido, esperó unos minutos y cuando observó que se acercaba el mediodía, se levantó de la cama y lentamente se dirigió a la salida, sin pensar que sus minutos de vida estaban contados.  Tranquilamente fue abriendo el portón y en el momento de salir, un malencarado hombre con aspecto de diablo, se le acercó y con pistola en mano y sin mediar palabra alguna, le propinó tres certeros impactos en la cabeza. El matón  guardó ‘el guayo’, en la pretina del pantalón, volteó su cuerpo y huyó sin dejar pista alguna. El cuerpo de Michael Steven cayó al piso acompañado de un inmenso charco de sangre.

Confusión

El terror se apoderó de los allegados quienes al ver el cadáver de su pariente, se le abalanzaron para reanimarlo, pero ‘La Pelona’ ya se había llevado su alma. Al poco rato arribó la policía que acordonó el área para apartar a curiosos y familiares, quienes en medio de la zozobra se negaban a salir de la escena. Los peritos judiciales llegaron minutos más tarde y ejecutaron las diligencias de la inspección del cuerpo de  Michael. Las investigaciones sobre este crimen se efectúan. Una de las versiones que se tejen en torno a este homicidio estaría probablemente, relacionada con un posible ajuste de cuentas.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Puede que te hayas perdido

error: Content is protected !!