diciembre 5, 2020

La triste partida de Liborio. Gachetá está de luto

Compartir
  • 105
  •  
  •  
  •  
  •  
    105
    Shares

Gachetá llora la trágica muerte de uno de sus más querido residentes

UN TORO MATÓ A LIBORIO

El hoy víctima se encontraba realizando labores de campo en una de las fincas del municipio, cuando de un momento a otro un semoviente lo embistió. Liborio Bejarano murió en Bogotá.

La tristeza embarga a los habitantes del municipio de Gacheta (Cundinamarca) tras conocer la triste noticia del deceso de uno de los más respetados y queridos habitantes de la región, de nombre Liborio Bejarano Garzón de 73 años, quien en las últimas horas perdió la vida en forma trágica en uno de los predios del municipio cundimarques. El hombre quien se destacó por ser un guerrero del campo, tuvo que ser llevado por un hermano al Hospital de la Samaritana, donde luchó por varias horas contra la muerte, pero esta lo venció.

Lo ocurrido

De acuerdo con el  relato de una de las allegadas de Liborio, horas antes estuvo departiendo muy alegre con sus familiares y seguidamente se desplazó hacia una de las fincas a realizar las labores que ejecutaba con todo amor y dedicación en el campo. Lo que nunca se le pasó por la mente a este hombre que fue muy respetado y querido en el municipio de Gachetá (Cundinamarca) fue que la muerte estaba rondando a pocos metros.

La tragedia

El querido hombre se colocó su sombrero que nunca dejaba y desde muy temprano se entregó a sus actividades diarias. Una de las hipótesis que se maneja es que Bejarano (víctima), estuvo realizando algunos arreglos locativos y cuando terminó, salió hacia uno de los costados del predio a asegurar al semoviente. Bejarano se colocó un plástico sobre su cuerpo debido a que estaba lloviendo y  probablemente el animal  lo desconoció, se puso nervioso y se le fue encima. Todo parece indicar que Liborio trató de evadirlo, pero fue en vano debido a que lo había golpeado brutalmente.

El traslado

Liborio se levantó, salió hacia la casa y en medio del dolor le contó a uno de sus  hermanos lo que había ocurrido y enseguida lo trasladó al Hospital de Gachetá, donde fue examinado. Luego de la valoración, los galenos determinaron que se hacía necesario que lo llevaran a Bogotá. Para tal fin lo remitieron al Hospital de la Samaritana, donde fue hospitalizado. Liborio ese hombre de sanas costumbres se aferró con todas su fuerzas a la vida, pero tristemente la muerte se llevó su alma.

EL ADIOS

Lamentable Liborio no pudo ser sepultado en Gachetá debido a las prohibiciones que se han dictado con base al Covid-19 y su última morada fue el cementerio Campos de Cristo al sur de Bogotá. Liborio dejó un hondo vacío en su pueblo natal de ciudadanos trabajadores y de enormes virtudes. Paz en la tumba de Liborio Bejarano Garzón. ” Siempre lo vamos a recordar”, dijo una familiar.

  •  
    105
    Shares
  • 105
  •  
  •  
  •  
error: Content is protected !!