octubre 28, 2020

Los crímenes del Verbenal. Un dolor del alma. La historia.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dos jóvenes fallecieron luego de recibir varios impactos de balas durante un enfrentamiento con uniformados de la Policía en el barrio Verbenal de la localidad de Usaquén, al norte de la ciudad de Bogotá.

Las víctimas fueron identificadas como Cristian Camilo Hernández, de 24 años y Jaider Fonseca, de 17 años, éste último murió cuando lo estaban ingresando al Hospital Cardioinfantil.

Aquel 10 de septiembre

Desde las 6 de la tarde y hasta la medianoche del 10 de septiembre se presentaron desmanes en las inmediaciones al CAI Verbenal ubicado con la calle 187 de Usaquén. Todo comenzó como una protesta en rechazo a la muerte del abogado Javier Ordoñez, quien recibió descargas eléctrica por parte de dos patrulleros en el barro Santa Cecilia de Engativá.

Mientras pasaban los minutos y caía la noche, la situación se fue calentando en el barrio Verbenal, las personas que se encontraban allí comenzaron a lanzar

piedras, palos y objetos contundentes hacia el CAI. Esto provocó a los uniformados, quienes salieron a enfrentarse con los miembros de una comunidad enardecida por tantos abusos policiales que se han cometido en la ciudad.

Jaider Fonseca la otra víctima.

Testimonios

En el lugar se escucharon ráfagas de disparos, gritos y sirenas, situación que generó pánico y terror en ese sector del norte de Bogotá. Según los residentes del barrio, los policías reaccionaron de manera violenta contra un grupo de jóvenes protestantes.

“Cristian pasaba por acá (CAI Verbenal) y fue alcanzado por una bala en su rostro, murió de manera instantánea. Fueron muchos disparos los que se escucharon, esto parecía una guerra” dijo María Suárez, habitante del sector.

Por su parte, familiares de Jaider Fonseca, menor de edad que recibió cuatro impactos de bala. “Fue abatido por estar peleando por los derechos de todos los jóvenes” dijo Luz Mari Martínez, tía del occiso.

Cristian Camilo Hernández de 24 años el baleado.

A su corta edad, Jaider era papá de un bebé de siete meses, sus parientes pidieron que se haga justicia. “Era un joven que tenía sus sueños, pedimos justicia, porque las balas son de la Policía Nacional, hay videos” expresó Maira Martínez, novia de la víctima.

La Fiscalía General de la Nación abrió una investigación para verificar todos los detalles de este lamentable suceso, y determinar si la Policía es o no, la responsable de estas muertes.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
error: Content is protected !!