septiembre 18, 2020

Quiero que me amarres!!

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Alguna vez has oído esta frase en medio del sexo, seguramente si lo has escuchado o quizá eres quien lo ha dicho. Esta práctica estuvo de moda en una época en la que novelas eróticas fueron llevadas al cine y se quedó entre nosotros.

Lo primero es diferenciarlo del sadomasoquismo, no es lo mismo, esta práctica consiste en que uno de la pareja, durante la relación sexual permanece atado a la cama o a algún lugar, que le impida la movilidad libre además se convierte en una posibilidad de darle variedad a la pareja.

Lo primero es sentirse cómod@ y libre, si lo tuyo es la timidez en la cama, puedes aprovechar este juego para dejar la vergüenza atrás y liberar todo lo que tu cuerpo quiere sentir.

Esta es una fantasía muy recurrente entre las mujeres, la situación de dominación es placentera para el cerebro femenino, hasta cierta medida y permite que tu pareja explore tu cuerpo con mayor tranquilidad.

Si nunca lo has hecho lo primero es acordarlo con tu pareja, después empieza por una sola extremidad, mientras mides tu capacidad de soportarlo o la capacidad de soportar de tu amante. Después de realizarlo la primera vez, pierdes el miedo y todo de ahpi en adelante dependerá de la imaginación de los dos y lo que quieran explorar.

Debes buscar para amarrar elementos que no puedan hacer daño, usa corbatas, bufandas, telas suaves o si prefieres en las tiendas de juguetes eróticos puedes encontrar elementos diseñados exclusivamente para este fin.

Imagínate en tu aniversario darle un regalito de estos a tu pareja, seguro la llama se encenderá nuevamente.

Para practicarlo puedes amarrar las manos arriba de la cabeza, en la espalda, o a un lado de la cama, mientras que los pies debes buscar la forma de mantenerlos estirados para lograr una penetración placentera.

La gracia de este juego, es que la persona que está amarrada llegue al extremo al mezclar el placer con la impotencia del movimiento. Atrévete a explorarlo a investigar qué cosas nuevas te pueden dar placeres que no habías sentido antes y como puedes hacer feliz a tu pareja.

Como siempre recuerda que este tipo de juegos son consensuados y puedes tener una palabra clave con tu pareja, para que puedan saber exactamente cuando están pasando límites. Ahora a disfrutarlo.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
error: Content is protected !!